Las líneas de Nazca y las Islas Ballestas

Comparte:

Las Lineas de Nazca.-

son rayas tienen dimensiones que van desde los pocos metros hasta los cientos, partiendo, aparentemente, de ningún lado, llevando a ningún otro. Para trazar estas líneas los diseñadores Nasca aprovecharon las especiales condiciones meteorológicas y geológicas de este lugar. La casi total ausencia de lluvias (media hora cada 2 años) combinado con el viento y el suelo rico en minerales, formaron una delgadísima costra oscura, la que al ser removida se contrasta con el color claro del subsuelo. De ese modo las amplias líneas y figuras aparecen como trazos claros sobre un fondo oscuro que sólo pueden ser observadas desde gran altura. Esto ha motivado las más variadas conjetura, llegando incluso a la ridícula propuesta que fueron trazadas por extraterrestres, negando al antiguo poblador nasquence toda capacidad simbólica y habilidad matemática.
Pareciera un milagro que las líneas y figuras de Nasca, siendo sólo ligeras hendiduras en el suelo no hallan sido borradas por el agua y el viento. En cuanto al agua repetiremos lo ya señalado: un promedio de media hora de lluvia cada dos años convierte a este lugar en uno de los más secos del planeta. Además, el suelo contiene yeso, que al contacto con el rocío matinal ayuda a fijar todo elemento (tierra y piedras) que haya en la superficie. Por otra parte, el fuerte viento barre la pampa y carga mucha arena, pero al no encontrar oposición en esta planicie la lleva cien kilómetros más al norte en donde la deposita formando grandes dunas. El color oscuro del suelo y el inclemente sol forman un delgado colchón de aire caliente disminuyendo considerablemente la velocidad del viento a unos cuantos centímetros de la superficie, protegiéndola de la erosión producida por el acarreo de materiales livianos. Como se puede entender, las Pampas de Nasca tienen características naturales muy particulares que la hicieron ideal para plasmar las creencias de los nasqueños antiguos.
Finalmente, el tercer tipo son las figuras, las más famosas. Esparcidas por aquí y por allá, nuevamente, sin un orden aparente, estos dibujos son rápidamente identificables, el mono, la araña, la ballena, el ave. El motivo del "pájaro" es el que más se ha repetido: 18 veces, sólo superado por un motivo que no es representación de un animal: la espiral. Lo particular de estos dibujos es que están formados por una misma línea que parte de un punto recorriendo el suelo dibujando una figura estilizada retornando al mismo punto de partida, tal como si se hubiera hecho el dibujo con un sólo movimiento de mano. Machu Picchu tours, Ofrecemos paquetes turisticos en oferta de 1 a 30 dias, machu picchu full day, todo incluido.
Desde que las observó por primera vez el Dr. Kosok vio en estas rayas y figuras un calendario astronómico llegando a considerarlo el "el libro de astronomía más grande del mundo". Fue por ello, como ya se dijo, que motivó a María Reiche al estudio de dichos geoglifos desde un punto de vista matemático. La experimentación in situ les llevó a descubrimientos sorprendentes. Acantonados en un lugar del que partían muchas líneas observaron la puesta del sol el 21 de junio, día del solsticio de invierno, encontrando que una de las líneas coincidía casi exactamente desde su punto de observación con el lugar en el horizonte donde se ponía el sol. Como conclusión anotaron que dicha línea sirvió para marcar esta fecha y por tanto las otras líneas habrían servido para marcar el movimiento de otros astros. Esto último sigue como una tarea pendiente de realizar.
Otro dato en favor de esta hipótesis es que el primer trecho de cada una de las líneas más grandes que van en zig-zag señalan al lugar donde se pone el astro rey el día del solsticio. Ya que son varias las líneas en zig-zag con esta orientación no se puede suponer que dicha propiedad sea fruto de la casualidad, sino de una intencionalidad clara. Trazar el recorrido de los astros no sólo tiene fines prácticos, como en la agricultura, también pudo existir la creencia de la influencia de dichos astros en los destinos de los hombres o las naciones.

El culto al agua, los cerros y las líneas

Johan Reinhaed es un gran estudioso de las Líneas de Nasca y para él dichos dibujos se hicieron en honor a los dioses del agua. Explica que en las creencias antiguas de Nasca los cerros eran responsables de la aparición de las lluvias, que llenaban de agua los causes secos de los ríos en esa árida región. Por tanto, las líneas no estarían apuntando (solamente) a puntos en el firmamento, si no, señalarían la dirección donde se ubican estos cerros tutelares, los generadores de lluvia , materia esencial para la economía agricultora de los nasca. Dicho planteamiento tiene un sólido fundamento ecológico, ya que los ríos nacen de las montañas altas en donde tienen su origen las lluvias y la nieve. Encuentra los mejores Viajes a Perú y reserva tus vacaciones. Disfruta de los viajes más baratos a Perú. Aprovecha y vete de vacaciones.
En cuanto a las figuras, éstas representarían a animales que inclusive hoy en día los agricultores asocian al ciclo del agua. Tomemos por ejemplo al geoglifo de la araña; dicho insecto es considerado en la actualidad como presagio de lluvias. Otras figuras, como un ave que ha sido identificada como "cóndor", es tomado en muchas partes del Perú como representación de los "apus", los cerros sagrados.
El motivo por el cual las figuras y líneas se aprecian mejor desde el aire es explicado por la facultad que tenían las antiguas divinidades nasca de convertirse en aves y volar. En la cerámica hay gran cantidad de dibujos de dioses alados y otros, que sin tener alas, están en clara posición de vuelo.
Otro argumento que refuerza la asociación entre los cerros y el culto al agua es la existencia de acueductos subterráneos. Los ríos en Nasca son estacionales y están secos la mayor parte del año. Así que, a fin de proveerse de una segura fuente de agua los antiguos nasquences construyeron una prodigiosas red de canales subterráneos que captaban el agua del subsuelo y la conducían hasta los campos de cultivo. Dicho sistema funciona aún en la actualidad y las aguas que acarrean irrigan gran cantidad de campos de cultivo. Muchos de estos canales empiezan al interior de algunos cerros. Por ello, atribuirles el control del agua fue un paso lógico y natural.

Cronología

Fechar certeramente el momento en que fueron dibujados estos geoglifos ha representado para los arqueólogos un fuerte dolor de cabeza, debido a que por su naturaleza no se les puede aplicar las técnicas tradicionales de datación, como el de medición de Carbono 14. Sin embargo en base a estudios iconográficos (de las formas y detalles en los dibujos) se han identificado a algunos de estos motivos en la cerámica de la cultura Nasca, motivo por el que desde un principio se han ligado estas líneas y figuras con la mencionada nación prehispánica.

Las Islas Ballestas

.- son unas islas en el océano Pacífico, próximas a la costa del Perú. Se encuentran al sur de Lima, en las cercanías de la ciudad de Paracas y la península de Paracas. En esta península se pueden alquilar lanchas que le llevan hasta las islas. No se permite desembarcar, cosa de no molestar a los animales que allí viven, pero se acercan lo suficiente para poder apreciar mucho más de lo que vemos todos los días.
Nosotros fuimos en el tour de uno de los dos hoteles en Paracas, en Paracas hay más hoteles en caso que desee ir y los de Paracas estén todos ocupados. La lancha donde viajamos era de buen tamaño, de unos veinte pasajeros, abierta por completo y en ciertos momentos logró una buena velocidad. Los tripulantes de la lancha muy complacientes y preocupados por nuestra seguridad y comodidad. Antes de tu viaje a Machu Picchu revisa estas recomendaciones y datos necesarios que te servirán para organizar tu viajes a Cusco y sus alrededores.
No vimos ninguna vegetación crecer en las Islas Ballestas. Montañas de roca sólida elevándose desde las profundidades del océano. Y arcos y túneles naturales que impresionan al más desinteresado; preciosas obras de la naturaleza. Algunas de las islas aparentaban tener arena, pero como no pudimos desembarcar, no sabemos.
En ruta a las Islas Ballestas pasamos por otras islas. En una de ellas había un grabado en la arena, o superficie. Unas líneas a las que les llaman el “candelabro”, a nosotros se nos pareció al tenedor de Neptuno, muy impresionante. Aparenta ser el mismo arte de las Líneas de Nazca, aunque nos dijeron que realmente, como las de Nazca, nadie sabe quien lo hizo, sólo que es precolombino. Tal vez este relacionado a estas otras líneas y tal vez no. En diferencia a las Líneas de Nazca el “candelabro” sí se ve desde tierra, mejor dicho, desde mar.
Las formaciones de las rocas, son más que razón para darse la mojadita, porque el agua salpica y si no hace mucho frío es bien agradable. Sin embargo, las Islas Ballestas tienen la gracia de la vida marina en números fuera de proporción. Allí crían leones marinos. Los vimos nadando cerca de la lancha en que navegábamos, sobre las rocas, y en numerosas colonias.
Cuando fuimos, al final de agosto, era un poco temprano en la temporada para ver los pingüinos. Antes de tomar la lancha un señor en el hotel nos dijo.

-“Tal vez, sí se ponen de suerte, logren ver algún pingüino escondido entre las grietas”.

Y entre toda aquella asombrante abundancia de vida natural, buscamos y rebuscamos con nuestros anteojos (prismáticos) en las grietas. Cuando a nuestra sorpresa, frente por frente a la lancha en que viajábamos, sobre una canal en las rocas, pudimos apreciar a este simpático habitante de las corrientes de Humboldt. El muy bribón, apenas nos vio, se lanzó al agua y desapareció.
Pero hasta ahora sólo hemos contando lo impresionante. Lo increíble es que las Islas Ballestas son una de esas islas del Pacífico donde anidan gran cantidad de aves marinas. Es una de las islas de “guano” (excremento). Se puede reír si desea, pero este guano marino es tan apreciado como el mismo oro. Su contenido de nitrógeno es tan alto que las industrias de fertilizantes (los que se emplean para hacer crecer los vegetales y frutas que vemos en los supermercados) pagan grandes sumas por el guano.
En las aguas desde Paracas hasta las Islas Ballestas se ven las bandadas de aves. La variedad y cantidad es increíble. Estas aves se alimentan de peces marinos, la anchoveta siendo su principal sustento. Nos dijo el mismo señor del hotel que hace unos treinta años eran tantas las aves que cuando se acercaban a la costa no se podía ver a través de ellas. De acuerdo a este señor los números han declinado debido a las muchas fábricas de conservas que se han establecido en la zona y que ahora también pescan las anchovetas. No estamos seguros si esta es la razón, pero si vimos en algunos lugares varias industrias que tal parecían ser de conservas.
Lo que sí sabemos es que las anchovetas durante años de El Niño o La Niña cambian su comportamiento usual. Nadan a mayor profundidad o más lejos de la costa. Razón por la cual los animales marinos no logran atraparlas y alimentarse. La mortalidad de estos animales durantes estos años puede ser considerable. Aunque los veamos en esas cantidades exageradas, estos animales son parte de un ecosistema muy frágil. Cualquier alteración, por insignificante que aparente ser, en el momento incorrecto puede tener consecuencias catastróficas. Las Islas Ballestas serán peruanas, pero el mundo es de todos, por favor cuídelo.
En el regreso vimos una bandada gigantesca de alcatraces piqueros, o piqueros, pescando. Estas aves adquieren su alimentación lanzándose de cabeza al agua. La lancha lentamente se posicionó dentro de la acción, en el centro de la nube de piqueros. Aquello no se puede describir, por todas partes, en todo nuestro alrededor, los piqueros se lanzaban desde el aire al agua. Un espectáculo que hay que vivirlo.
Otras aves que también vimos fueron los pelícanos peruanos, al menos dos especies de cormoranes, gaviotas, gaviotines y varias especies más de aves marinas. La mayor parte de la península de Paracas es una reserva natural (Reserva Nacional de Paracas) donde nos dijeron que crían flamencos (nos imaginamos que han de ser los flamencos chilenos), no tuvimos tiempo de llegarnos hasta allí. También en Paracas y en la zona de Paracas hay algunos lugares donde se han encontrado ruinas precolombinas. En el hotel nos sugirieron que visitáramos un museo de arqueología donde presentan algunas de las piezas encontradas, pero el tiempo tampoco nos permitió ir hasta allí. Con respecto al hotel, quedamos muy contentos con la atención y su arquitectura de hotel de playa de la década de los 1950, o tal vez poco antes, es tan placentera que allí nos volveremos a hospedar.
Paracas es también una ciudad muy significante en la historia del Perú. Fue allí donde desembarcó el general San Martín y según la leyenda, donde al ver unos flamencos al vuelo se inspiró y diseñó la bandera peruana. Las dos franjas rojas siendo las alas extendidas de estas aves. En el hotel donde nos hospedamos tenían un escrito muy bonito al respecto.
El viaje de Lima a Paracas nos tomó cerca de cuatro horas (unos 250 kilómetros). Tenemos entendido que Paracas está como quince minutos antes (unos 15 kilómetros antes de Paracas). La carretera, a la cual le llaman la Panamericana, es amplia y se encontraba en perfectas condiciones. El viaje en lancha fue como de un par de horas temprano en la mañana. Cuando regresamos a tierra el día aclaró y si no fuera porque teníamos que ir a ver las Líneas de Nazca, hubiésemos tomado otra lancha en el puerto de Paracas para volvernos a ir a las islas. Una aventura que sí volveremos a vivir.

Temas Relacionados

Comentarios